Montse Sanchez y Sara Solias acaban de abrir su propio negocio: Calçats Cal Joan. Son madre e hija y han dado forma a su proyecto emprendedor con el apoyo de Masquef@ula, el Òmnia del Centro Tecnológico y Comunitario de Masquefa.

Montse Sanchez y Sara Solias en su zapatería
Montse Sanchez y Sara Solias en su zapatería. Autor: Montse Sanchez. 2017.

El Centro Tecnológico y Comunitario de Masquefa cuenta con diferentes servicios dirigidos a la ciudadanía, como el Òmnia Masquef@ula, un vivero de empresas o el servicio local de empleo. Son muchas las personas que se han formado y han puesto en marcha su proyecto emprendedor en el CTC. Es el caso de Montse Sanchez y Sara Solias, madre e hija que el mes de abril inauguraron la zapatería Cal Joan. Hemos querido conocer de primera mano cómo les ha ayudado el CTC en el proceso de dar forma al proyecto y ponerlo en marcha. ¡Nos lo explican en esta entrevista!

En abril inaugurásteis vuestro propio negocio: Calçats Cal Joan. ¿Cómo han ido los primeros días/semanas?

Las primeras semanas han ido muy bien. Estamos muy contentas con los resultados. La gente ha respondido muy bien.

¿Cómo os ha ayudado el Òmnia del CTC de Masquefa en el proceso de dar formar al proyecto?

Montse Sanchez y Ester Rubio, al CTC Masquefa En el CTC hemos hecho cursos de Word, Power point, Excel y Acces, desde el nivel inicial hasta el avanzado. Además de un curso de auxiliar administrativo para PYME y un curso de inglés. Todo esto nos ha ayudado a la hora de llevar el negocio. También nos han ofrecido asesoramiento personalizado, que nos ha ido muy bien para acabar de decidirnos a montar un negocio y nos ha dado el empujón que nos faltaba. Siempre confiando en nosotras y ofreciéndonos su ayuda en lo que nos hiciera falta.

¿Habéis establecido relación con otras personas emprendedoras gracias al CTC?

Sí, hemos compartido experiencias con las personas que tienen las oficinas en el CTC. A nosotras no nos ha hecho falta una oficina al CTC, ya hemos abierto la tienda directamente. Hemos conocido emprendedores/as en los cursos de auxiliar y en otros e incluso hemos utilizado sus servicios, por ejemplo, para arreglar ordenadores o para obtener certificados que nos hacían falta para abrir el negocio o para hacernos seguros.

Ahora que ya tenéis en marcha el negocio, os seguiréis formando y asesorando en el CTC?

¡Por supuesto! Nos iremos reciclando cada vez que hagan cursos que nos interesen, para así no perder el hilo. También tenemos intención de asistir a las charlas que organizan, sobre todo a las dirigidas a personas emprendedoras.

¿Cuáles son vuestros retos ahora mismo?

Nuestros retos son sacar adelante la tienda, aprender a llevar el negocio (ya que nunca habíamos tenido), porque somos "novatas" pero tenemos muchas ganas de que funcione. Ofreceremos ofertas y promociones, trataremos de poner buenos precios y que la gente esté contenta y hacernos una clientela fija.